- Publicidad -

Estaciones

Alemania revela investigación esperanzadora para volver a los conciertos

Investigadores en Alemania que se propusieron determinar exactamente qué tan riesgosos son los conciertos en interiores durante la pandemia de COVID-19, tienen algunos hallazgos positivos para los fans de la música y los deportes.

Un análisis de los datos de un experimento de un concierto en interiores realizado el pasado agosto en Leipzig, Alemania, como parte del estudio, sugiere que el impacto de tales eventos en la propagación del nuevo coronavirus podría ser “de bajo a muy bajo”, siempre que los organizadores aseguren una buena ventilación, estrictos protocolos de higiene y limitar la capacidad de asistentes para permitir el distanciamiento social entre la audiencia.

“No hay ningún argumento para no tener un concierto así”, dijo el Dr. Michael Gekle, decano de la facultad de medicina de la Universidad Martin Luther de Halle-Wittenberg y miembro del equipo del estudio, en una entrevista después de la publicación de los hallazgos. “El riesgo de infectarse es muy bajo”.

El estudio está disponible en línea, pero aún no ha sido revisado por otros colegas.

Alrededor de mil 500 participantes asistieron a tres conciertos simulados del cantautor Tim Bendzko, durante el experimento de 10 horas.

Los participantes no fueron distanciados en uno de los escenarios, en otro fueron parcialmente distanciados en una formación de tablero de ajedrez y en el tercero fueron estrictamente distanciados. Todos debían dar negativo en la prueba del nuevo coronavirus, 48 horas antes del evento, controlar la temperatura antes de ingresar al lugar y usar cubre bocas durante todo el experimento.

Los investigadores también utilizaron una máquina de humo para observar el movimiento del aire dentro del lugar y calcular la exposición a las gotas de aerosol. Descubrieron que el distanciamiento social disminuyó significativamente la exposición a aerosoles. El Dr. Gekle dijo que su equipo se sorprendió al saber lo crucial que es la ventilación para limitar la exposición al virus.

El estudio, llamado RESTART-19, fue la primera vez que a las personas en Alemania se les permitió ingresar a un lugar para un concierto desde que el país prohibió las grandes reuniones debido a la pandemia en la primavera.

Alemania recibió elogios al principio de la pandemia por su respuesta al virus, aunque el número de casos en el país ha aumentado recientemente, al igual que en toda Europa.

Los críticos del estudio dicen que el experimento no creó con precisión las condiciones reales de un concierto, donde la gente bebe alcohol y canta sin cubre bocas. A los participantes en el estudio no se les permitió beber alcohol durante el experimento.

Después de que concluyó la parte del estudio del concierto, Gekle le dijo a CNN que el objetivo de su equipo era “darles a los políticos una herramienta para decidir racionalmente dónde permitir tales eventos o no. Eso significa que deben tener la herramienta para predecir cuántos infectados produciría tal evento”.

 

 

Escucha música en concierto en Mix en vivo

Texto: Andrew Magnotta

No te pierdas:

Noticias de ACIR Online